viernes, 27 de noviembre de 2009

LA ECONOMIA VENEZOLANA 2009 - 2010

El año pasado caractericé al 2008 como el año de la negación, porque la economía venezolana se asemejaba al enfermo que a pesar de la evidencia de los síntomas, niega su enfermedad. El 2009 es el de que “parece que hay algo”, pero no es culpa de nosotros. Como buenos “échale la culpa a otro”, responsabilizamos a la crisis mundial de los malos resultados del comportamiento económico para este año.

Como a mi no me gusta dar números, ya que estos pueden ser cualesquiera, me centrare a describir el comportamiento de las principales variables y la posible tendencia que se debería dar para el 2010.

Durante el 2009 continuaron y en algunos casos se profundizaron las medidas de política que ha venido aplicando el gobierno: control de precios, control del tipo de cambio con un congelamiento del tipo de cambio, una mayor participación del sector público como productor de bienes y servicios, etc. Los resultados obtenidos hasta la fecha indican el inicio de la recesión con variación de precios mayores al 20% tasas de interés reales negativas, caída de la inversión; reducción de la capacidad productiva privada, disminución de las exportaciones petroleras y de las importaciones en general; deterioro de la prestación de los servicios básicos, electricidad y agua

Con respecto al sector real de la economía, este experimentó una contracción para el período enero septiembre de 2009 de 2,2% con respecto al mismo período del año anterior. Los sectores más afectados fueron: minería con 13,3%, manufactura y comercio con 6% y transporte con 5,5%. Es de esperarse una leve recuperación del producto para el último trimestre del año motivado a factores estacionales, pero al cierre del año la variación del producto será negativa. Los factores que inciden .en este comportamiento son: el sistema de regulación de precios, las problemas en el otorgamiento de divisas, un bolívar sobrevaluado, inseguridad jurídica producto de las expropiaciones de empresas productivas, caída del consumo privado producto de la pérdida del poder adquisitivo del venezolano como consecuencia de los niveles inflacionarios que se mantienen por encima del 20%.

Para el año 2010 debe mejorar muy levemente el comportamiento del producto, dado los aumentos que deben registrarse en el gasto del gobierno y en la inversión pública en los servicios de electricidad y agua. ya que el próximo año será un año electoral. Sin embargo, continuarán los problemas con la disminución de la oferta domestica para suplir la demanda de bienes y servicios, continuando la presión al alza de los precios. No creo que el gobierno pueda continuar con la política de abastecer el mercado nacional con importaciones, por lo cual debería esperarse algo de desabastecimiento de productos.

En referencia a la política fiscal, en el 2009 se continuó utilizando al gasto público como eje de la política económica y debe esperarse que esta situación se mantenga para el próximo año, aunque estará condicionada por: la relativa estabilidad de los precios del petróleo, que estiman los expertos pueden estar alrededor de US$ 76 el barril, precio un poco bajo para las necesidades del fisco venezolano; la falta de recursos que esta teniendo PDVSA para realizar sus inversiones lo que trae problemas en su capacidad de producción; y la reciente reforma a la Ley del Banco central de Venezuela que permitirá el financiamiento del déficit público a través de la emisión de dinero inorgánico.

Por otra parte la política monetaria durante este año se ha caracterizado por una activa participación del gobierno en la oferta de papeles, beneficiando sobre todo al sector financiero que ha obtenido grandes beneficios. Esta situación debe repetirse en el 2010 con un rol protagónico de los bonos de PDVSA.

En referencia al sector externo, la balanza de pagos registra para el período ene-sep de 2009 una pérdida de reservas internacionales de US$ 11.814 millones derivado de una caída de 38% en los ingresos por exportaciones petroleras y de un aumento de la adquisición de activos externos por US 15.000 millones aproximadamente. Este comportamiento debe mantenerse para el 2010.

En resumen para el año que viene no deben esperarse muchas diferencias con lo que ha pasado este año, Pero hay que estar muy pendientes de que el gobierno apoyándose en la reforma de la Ley del BCV, comience a financiarse con emisiones cada vez mayores de bonos de PDVSA, con lo cual la inflación pudiera aumentar a niveles muy superiores a los observados hasta los momentos y otra sería la historia económica del país. Una historia que en lo personal no quiero conocer