miércoles, 21 de mayo de 2014

PRIMERO LA ECONOMIA

“Primero la economía… y ya vendrá la política”, Esta frase citada por el Profesor español Ramón Tamames en su libro: “El Siglo de China de Mao a primera potencia mundial” (Planeta 2008). Expresión que caracteriza la estrategia de crecimiento económico aplicada por china a partir del año 1978 bajo la dirección de Dan Xiaoping.

Frase cargada de un alto pragmatismo solo superada por la expresión atribuida al propio Xiaoping: “Qué más da que el gato sea blanco o negro, con tal que cace ratones”.

Tras el fallecimiento de Mao en 1976, Dan Xiaoping “supo valorizar a su favor el cansancio. El sufrimiento y los deseos de prosperidad del pueblo chino, consiguiendo así la total consolidación del poder durante una sesión plenaria del Comité Central del Partido Comunista Chino en diciembre de 1978, en la que se planteó el cambio político y social de China, con base en la idea de las cuatro modernizaciones en Agricultura, industria, defensa, y en ciencia y tecnología”.

En la parte industrial se crearon las Zonas Económicas Especiales (ZEE), con lo cual se impulsaron las inversiones extranjeras, sobre todo las de  las multinacionales de  uso intensivo en capital, cuyas formas de organización sirvieron de aprendizaje a las empresas chinas.

El avance económico de china ha sido imparable. En la actualidad es la segunda economía del mundo, aunque lo que tratamos de destacar no es el hecho de haber llegado sino la forma en que llegó, dándole la importancia que le corresponde a la materia económica. Primero la economía, con el objetivo trazado de alcanzar una “sociedad razonablemente acomodada en lo económico.

La economía China se transformó en una economía mixta donde en materia política continuó siendo centralizada, pero en materia económica se liberalizó el comercio de servicios y movimientos de capital, la aceptación del libre mercado y la adaptación al proceso de globalización. El Prof. Tamames señala que tarde o temprano esta apertura comercial traerá obligatoriamente una reforma política tendiente a la democratización o “quinta modernización”.


Si tuviéramos que definir al proceso económico que están adoptando los distintos países que han logrado un despegue económico (Taiwán, Corea, China, Japón, Chile en Suramérica) lo podríamos denominar: “Pragmatismo económico”, el cual se caracteriza por la aplicación del libre mercado para el intercambio de bienes y servicios, apertura comercial, fomento de las exportaciones no tradicionales y el cambio del rol del Estado en la economía. Fiscalizando y dedicándose a las labores que le son propias: seguridad y defensa, educación y la atención de los verdaderos problemas de su población, con un marcado énfasis en la seguridad social y, dejando en un segundo plano el componente político en resumen aplicando el principio de: “Primero la economía… y ya vendrá la política”.

1 comentario:

Reinaldo Ramirez dijo...

Excelente su apreciación. La publioqué en Twiiter.
Saludos
CF Rey75