viernes, 21 de noviembre de 2008

¿QUE ES LA BALANZA DE PAGOS?


 

 

En reiteradas ocasiones hemos manifestado la importancia que tiene el comercio  para el desarrollo de un país, ya que permite que los habitantes de un país pueden adquirir en  el resto del mundo aquellos bienes que no pueden producir, o si pueden, lo harían a un costo superior al producido por otros países. Igualmente pueden vender aquellos productos que si pueden producir  a un menor costo y con mayor calidad, lo que le genera un flujo de divisas con lo que se puede emitir una mayor cantidad de dinero  acorde con las necesidades que genera el crecimiento económico.

 El instrumento que utiliza la economía para conocer como se comporta un país en el comercio internacional es la Balanza de Pagos, el cual es un registro contable de las transacciones reales (bienes y servicios) y financieras que realizan los residentes de un país con el resto del mundo durante un año determinado.

 Sigue los principios de la contabilidad por partida doble, en la cual una transacción origina dos registros de signos contrarios.

 En la balanza de pagos se consideran de signo positivo las transacciones que representan un ingreso de divisas (exportaciones, nuevos endeudamientos, etc) y de signo negativo las que generan un egreso de divisas (importaciones, pago del servicio de la deuda, etc.). Todas las transacciones están expresadas en dólares..

 La balanza de pagos se puede dividir en tres partes: cuenta corriente (CC), cuenta capital y financiera (CCF) y reservas internacionales (RI).

 En la  Cuenta Corriente se registran las exportaciones e importaciones de bienes y servicios, así como los ingresos y egresos por  remuneración  de los factores productivos (sueldos y salarios e intereses generados por instrumentos financieros).               

 En la cuenta Capital y Financiera se registran las operaciones realizadas con instrumentos financieros como pueden ser la contratación de un nuevo endeudamiento y el pago de capital de la deuda externa.

 Las Reservas Internacionales  son los  activos externos que están a la disponibilidad de las autoridades monetarias (Banco Central de Venezuela) para hacer frente a desequilibrios temporales de la balanza de pagos (egresos mayores que los ingresos).

En la Balanza de pagos se incluye una cuenta en la que se registran aquellos posibles errores y omisiones  que se puedan cometer  cuando se recopilan las estadísticas sobre las transacciones realizadas.

Se dice que hay un superávit en la balanza de pagos cuando los ingresos de divisas son mayores que los egresos y tiene como consecuencia un aumento en las reservas internacionales del país. En sentido contrario hay un déficit cuando los egresos de divisas superan a los ingresos, lo que produce una reducción en el nivel de las reservas internacionales. Esta relación se puede ver en forma esquemática de la siguiente forma: CC + CCF + EO = RI 

Se dice que hay una crisis en la balanza de pagos cuando un país incurre en déficit en años consecutivos, lo que provoca una disminución significativa en el nivel de las Reservas Internacionales poniendo en peligro la solvencia internacional del país.

 A nivel mundial se acepta que un país debe poseer Reservas Internacionales para cubrir por lo menos 3 meses de importación de bienes y servicios, y 6 meses del servicio de la deuda externa.

 Observando los resultados de la balanza de pagos para el segundo trimestre de 2008 publicados por el Banco Central de Venezuela, vemos que hubo un superávit en cuenta corriente por US$ 16.830 millones, explicado fundamentalmente por unas exportaciones petroleras por US$ 28.006 millones. En sentido contrario, la cuenta capital y financiera registró un déficit de US$ 12.785 millones, producto, básicamente, de un incremento de los activos externos, de los sectores público y privado por US$ 13.888. La balanza de pagos registró en el segundo trimestre de 2008 un superávit de US$ 2,923 millones lo que permitió una acumulación de reservas internacionales por un monto equivalente

 En otras palabras durante el segundo trimestre de 2008, Venezuela tuvo unos ingresos producto de sus exportaciones, que le permitieron cubrir sus gastos por importaciones de bienes y servicios, pagar el servicio de la deuda (intereses y amortización de capital), financiar al resto del mundo, gracias al aumento de sus activos (otorgando créditos comerciales y aumentando sus depósitos en bancos extranjeros) y aumentar el saldo de sus reservas internacionales.

 Por si solo los resultados son buenos para el país, para un análisis más completo, se necesita observar una serie con  los resultados para varios trimestres de la balanza de pagos.